La duda de Nosferatu

En la lista anual que Kristin Thompson dedica a las mejores películas del año, hace 90 años (éste tocaba 1922), el par de párrafos que comparto a continuación consiguieron que quisiera volver a ver, inmediatamente, Nosferatu de F.W. Murnau, y que todas mis neuronas bailaran a un tiempo el rock de la cárcel:

Uno de mis momentos favoritos de Nosferatu es la escena en la que el Conde Orlock está a punto de atacar a Hutter en una de las habitaciones del castillo. Ellen, desde su casa de Wisburg, de alguna forma lo presiente y, llena de pánico, abre los brazos en un gesto desesperado pidiendo misericordia. Orlock se da la vuelta y aparta la mirada de Hutter, y el siguiente plano muestra de nuevo la súplica de Ellen.

Es el clásico plano/contra-plano, y sin embargo los dos están dos países distintos, a kilómetros de distancia. La situación resulta ambigua. ¿Puede Orlock sentir la súplica de Ellen? ¿La ve en la distancia, mágicamente? Sea lo que fuere, Orlock acaba saliendo del cuarto de Hutter, y la implicación clara es que el gesto de Ellen ha motivado la retirada. Ese enfoque del espacio es, como poco, inusual.

Las neuronas bailan el rock de la cárcel (o cualquier otro, que casi todos valen) cuando, deslumbradas por la claridad algo bello, revelador y elocuente, el éxtasis se apodera de ellas.

Leer Más

Así de memoria

Hace unas semanas Bea me encomendó un estimulante cometido: elegir 12 fotogramas de películas en blanco y negro con las que decorar su cuarto. Fue una original petición que me encantó porque me dio la oportunidad de sumergirme en la autocomplaciente tarea de recordar películas que me gustan, como cuando hago recomendaciones, pero con un giro muy cinematográfico: debía escoger una imagen en particular.

(más…)

Leer Más

El cine, mi religión: dos años de nosoydirectordecine

Ayer hizo dos años de mi primer post en el blog. Con esto de la vocación uno hipoteca tantas cosas “convenientes”, “útiles” y “prácticas”, que es invitable preguntarse de vez en cuando qué pinta un tipo como yo en un arte como éste. Si estoy dispuesto a sacrificar modos de vida más llanos y productivos debe ser por algo que de verdad me guste, que llene cada minuto de mi vida con un resplador de plenitud emocional e intelectual y convicción humanista y felicidad maravillosa. La realidad es que hasta los más cinéfilos cineastas tienen momentos de zozobra, esos en los que todo es duda, inseguridad y “menuda mierda de película, esta que se supone que es un clásico“. Del bache puedes salir de dos maneras, bien hundiéndote o bien elevándote; ninguna de las dos es definitiva, pero ambas te indican por dónde van los tiros, es decir, si materialismo o idealismo.

(más…)

Leer Más

Amanecer en el cine

Rara vez se presenta la oportunidad que tendréis mañana martes 24 a las 10 de la noche en el cine Doré de Madrid. En el número 3 de la calle Santa Isabel, dos horas antes de la medianoche, se proyecta ‘Sunrise: A Song of Two Humans’ de Friedrich Wilhelm Murnau; o lo que es lo mismo, la culminación del arte del cine mudo. Esto sí que es un acontecimiento planetario.

'Amanecer', de F.W. Murnau
Ni caso a esa víbora, tío, ni caso

(más…)

Leer Más