El videoclip que he dirigido este verano

Hace cosa de tres meses, Fisherman’s Horizon, un grupo de música de Madrid, me pidió consejo para un videoclip con el que presentar su última canción. Con un par de proyectos de corto frustrados, la ocasión de volver a dirigir se presentó y, en lugar de responder a sus cuestiones, les ofrecí hacerlo yo mismo.

No puedo presentar el resultado sin agradecer a David Alayón su generosidad, y a José Luis López-Linares y Arantxa Aguirre su amabilidad y su ayuda incondicionales.

Espero que os guste.

I’m a lonely boy

¿Es posible hacer un buen videoclip que consista en un solo plano estático de un desconocido bailando? Sí, si el desconocido baila bien. Siempre es refrescante que de entre el frenesí de golpes de efecto sincopados de los music videos surja algo así. En éste, promoción del single “Lonely Boy” de The Black Keys, la imagen, en lugar de enfatizar la música, ofrece un sencillo contrapunto a su intenso empuje rockero capturando la esencia del Youtube original, aquel en el que cualquier hijo de vecino podía ser mundialmente famoso si era excéntrico en su justa medida y que ahora está dominado, irónicamente, por videoclips.

El protagonista del hipnótico baile, Derrick T. Tuggle, músico, actor y sí, guardia de seguridad, en principio fue contratado como extra para una coreografía más complicada. Él mismo explica cómo acabó dándolo todo a solas:

El director como que me vió bailar y me preguntó: “¿Sabes bailar?”, Y yo le dije: “Sé bailar, cualquiera sabe bailar”. Así que cogí pasos de todo el mundo, de John Travolta en Fiebre de sábado noche y Pulp Fiction, del baile Carlton Banks en el Príncipe de Bel-Air y un poco de Michael Jackson, como un bufé con poco de todo.

Fuente: bendita Wikipedia.