El videoclip que he dirigido este verano

Hace cosa de tres meses, Fisherman’s Horizon, un grupo de música de Madrid, me pidió consejo para un videoclip con el que presentar su última canción. Con un par de proyectos de corto frustrados, la ocasión de volver a dirigir se presentó y, en lugar de responder a sus cuestiones, les ofrecí hacerlo yo mismo.

No puedo presentar el resultado sin agradecer a David Alayón su generosidad, y a José Luis López-Linares y Arantxa Aguirre su amabilidad y su ayuda incondicionales.

Espero que os guste.

PES, recetas en stop motion

No recuerdo en qué circunstancias pero sí que fue mi amigo David el que, hace ya varios años, me enseñó un vídeo que me encantó y que se perdió en el mismo anonimato en el que vino. Ni recordaba haberlo visto (para eso claro, tenía que volver a verlo) hasta que leí una entrada en el blog de Sam sobre los cortos de animación nominados este año al Oscar. Averigué, después de que el concepto y el estilo lo delataran, que uno de los nominados venía firmado por el mismo autor del primero. PES, que así se hace llamar Adam Pesapane, tardó cuatro meses en producir el más corto de los cortometrajes nominados al Oscar, Fresh Guacamole:
Sigue leyendo

La Jetée y la tentación de la memoria

Con todo eso, te hago saber, hermano Panza —replicó don Quijote—, que no hay memoria a quien el tiempo no acabe, ni dolor que muerte no le consuma.

—Pues ¿qué mayor desdicha puede ser —replicó Panza— de aquella que aguarda al tiempo que la consuma y a la muerte que la acabe?

Miguel de Cervantes, El ingenioso hidalgo Don Quijote de La Mancha (1605)

Siempre me ha llamado la atención de La Jetée (1962) que el acto de viajar en el tiempo requiera tan poco movimiento. El protagonista visita muchas veces el pasado (y alguna el futuro), ida y vuelta, tumbado en una hamaca. No creo que el hecho se deba a que el cortometraje de Chris Marker sea de producción humilde, incapaz de reproducir el trajín de una película de ciencia ficción de Hollywood, o a que su historia se cuente con fotografías (y no a 24 por segundo). La Jetée cuenta una historia de viajes en el tiempo porque es de producción humilde y lo hace con fotografías: es el matrimonio perfecto para una metáfora de la memoria que no se conforma con el aspecto figurativo, y traslada esa equivalencia a una representación inmediata: tumbarse a recordar es viajar en el tiempo.

Sigue leyendo

Un día en el campo

Esta Navidad pasada, llevé conmigo al campo mi cámara mini DV con la esperanza de grabar algo que pudiera enseñar. Una pegajosa frustración me persigue, desde hace algún tiempo, porque no consigo conciliar tener una cámara y hacer, con regularidad, cortos. Con esa voluntad -la de hacer algo- gasté una cinta en intentar materializar una forma de observación, inefable, que a mi me embarga. Un problema mecánico me impidió gastar más, y el corto lo encontré en el montaje, sin saber si habría suficiente material, con menos ánimo de trasmitir un significado concreto que de, como digo, compartir una experiencia.

Del resultado estoy medianamente satisfecho. Espero que os guste.

En la barra inferior del reproductor, la rueda controla la calidad; a 720 se ve mejor.

‘Off-key’, mi corto

Hace unos meses, con la excusa de ponernos al día, le enseñé mis cortos a Pablo y a Enrique, dos buenos amigos y compañeros de facultad que hacía tiempo que no veía. Existe siempre una incomodidad compartida y latente a la hora de mostrar tus creaciones a conocidos, porque uno desconfía de la imparcialidad del juicio y el otro teme verse obligado a esconder una mala reacción (“Los spaguettis están muy buenos”, dijo Fulanito mientras disimulaba el agrio espasmo que le recorrió la cara, sabiendo que Menganito no le quitaba ojo de encima). Enrique y especialmente Pablo, más expresivo, fueron honestos (con esa paz que da saber que lo estás siendo) cuando me dijeron que el último que les enseñé les gustó mucho. Creo que fue ése el punto de inflexión que me llevó a enseñarlo más y cuya consecuencia última es ésta entrada: necesité alimentar el ego para darme cuenta que no pasa nada si se queda con hambre.

Durante un tiempo, me resistí a subir Off-key (Desafinado en español), el corto final del curso que realicé en la NYU, por temas de derechos de autor (que no vienen al caso y entenderéis visto el corto), aunque secretamente, incluso para mí, era una sutil excusa para no exponer mis vergüenzas. Admitido que no son las consecuencias legales, irrisorias en el fondo, las que me impedían compartir mi obra más elaborada, entendí que me cuesta mucho superar que me equivoco. Mucho más difícil fue comprender que el error no sólo es ineludible, sino necesario, y que las creaciones no tienen sentido sin oyente, sin lector, sin espectador.

Así que aquí lo tenéis, gente de Internet. Prefiero no decir nada y responder cuestiones en los comentarios. Para mí, aunque tiene algunos puntos a su favor, no es un gran corto. Aunque lo que yo opine, la verdad, da un poco igual.


Nota: Se ve mucho mejor a pantalla completa y pulsando la opción “720p”.

El tráiler estándar de la película que ya has visto

Ayer descubrí en el blog de Jim Emerson el mejor resumen de los recurrentes defectos del Hollywood de los últimos, pongamos, 15 años. Viene en forma de vídeo y lo mejor de todo es que es increíblemente gracioso. Detrás de este inteligente e incisivo corto, que vale más que muchas de las películas que parodia, están Brian McElhaney y Nick Kocher y su web BriTANicK.

Sigue leyendo