Vea el mundo a través de mis ojos

Lee Unkrich, una de las mentes brillantes de Pixar, tiene un Tumblr dedicado exclusivamente a El resplandor, de Stanley Kubrick; una película clave, según cuenta, en la decisión de dedicar su vida al cine. En The Overlook Hotel se publica cualquier cosa que se os pueda ocurrir sobre El resplandor y su legado, desde entrevistas al director o fotos de rodaje, hasta homenajes de fans en forma de dibujos, carteles, salvapantallas o calabazas. Hace unos cuantos meses publicó lo siguiente:

En el año 2008, la directora Siri Bunford y el director creativo Brett Foraker hicieron el siguiente anuncio para promocionar una ciclo de películas de Stanley Kubrick en el Channel 4 británico; un único plano secuencia en el que se emplearon 55 actores, con una meticulosa investigación para mantenerse tan fiel como fuera posible al periodo en el que se rodó El resplandor, y a la cultura de los Elstree Studios de finales de los 70.

Aunque el atrezzo se recreó, gran parte del equipo de cámara pertenecía a Kubrick y se usó en el rodaje de El resplandor. El anuncio se ródo con un objetivo Cooke de 25mm, uno de los favoritos de Kubrick.

Cuando vi el anuncio por primera vez, sólo reparé en su orgía de cinefilia de refilón, y eso que las docenas de referencias a la película, todas muy bien investigadas y coreografiadas, están pidiendo a gritos que juegues a descubrirlas. Fué el final del plano secuencia, apropiadamente montado en una Steadicam, lo que motivó este post: de un número inabarcable de puntos de vista, sólo uno cuenta, sólo uno es el del director y, como nos indica la celesta del adagio de Béla Bartók, únicamente desde allí cobra sentido la película. Se coloca la cámara, se coloca el objeto, se rueda. Dirigir es básicamente eso.